Nuestro último bloque, que no en importancia, es la esencia y el ADN de Coalición Por Melilla. El gobierno de la Ciudad Autónoma no debe ser un carísimo “elefante” de gente que se considere superior a los demás, deseoso de llenar portadas de periódicos. Somos conscientes de que somos servidores públicos, que nuestro principio y final es la ciudadanía y que somos solamente sus representantes. Por ello, la participación y la transparencia es nuestro modelo de gobierno y así lo estamos evidenciando en nuestro programa. Melilla es tuya y tuyo es su gobierno. Es el momento y en CpM estamos preparados para servirte.

 

16.- REFORMA DEL ESTATUTO DE AUTONOMÍA Y NUEVO MODELO DE ADMINISTRACIÓN LOCAL

Una ciudad con tanta historia, tantas maravillas y sobre todo, tanto futuro, no puede ser el “cortijo” de nadie. En este país y en esta ciudad hemos luchado mucho, precisamente contra los que luego se blanquearon, para gozar de derechos y oportunidades. Es el momento de no permitir más el enchufismo de familiares y amigos y apostar por hacer emerger el talento con el mérito y la capacidad. Es hora de cambiar las reglas del juego que nos han traído hasta donde no queremos con el manido discurso del miedo y la perpetuación en los sillones para beneficio propio. No queremos más videos ni más audios escandalosos que minen la imagen de nuestra querida tierra.

  • Trabajaremos activamente para que Melilla, como parte de la Unión Europea, tenga la misma consideración que las regiones ultra periféricas

  • Modificación de la denominación del Estatuto, pasando a denominarse “Estatuto de Autonomía de Melilla”

  • Previsión de las facultades de disolución de la Asamblea y convocatoria anticipada de elecciones autonómicas al Presidente del Consejo de Gobierno de la Ciudad, en aquellos supuestos de ingobernabilidad.

  • Reconocimiento de la intervención necesaria de la Asamblea de la Ciudad en la reforma del Estatuto de Autonomía.

  • Reconocimiento estatutario de la designación por la Asamblea de la Ciudad de un Senador en representación de la Ciudad Autónoma, en cumplimiento de la previsión constitucional.

  • Disociación de las funciones del Presidente de la Asamblea y de la Ciudad Autónoma de Melilla: Recuperar la democracia profundizando en la separación de poderes y acabar con la imagen caciquil actual.

  • Culminación de la Administración Autonómica con la creación de las instituciones autonómicas de segundo nivel. Entre ellas:

    • Defensor del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Melilla
    • Un Consejo Económico y Social, real y efectivo.
  • Participación de la sociedad civil efectiva en los asuntos públicos: Planificación con tiempo suficiente, con calendario pactado de reuniones y convocatorias. A día de hoy el desbarajuste es tal que las organizaciones civiles ningún año saben cómo organizar sus actividades pues todo se va improvisando y los plazos se alteran constantemente.

  • Creación de las Concejalías de Distrito y protocolos reales de interacción entre las diferentes Consejerías. Funcionamiento ágil de la información y demandas de la ciudadanía, de forma que no tenga que ser un foro de Facebook el que ponga a trabajar a algunas áreas del gobierno como en la actualidad.

  • Estudio de la Relación de Puestos de Trabajo de la Ciudad Autónoma para redistribuir los recursos humanos de forma dinámica y útil para un mejor servicio al ciudadano, profundizando en todas las medidas oportunas de administración electrónica. Complementariedad con los Planes de Empleo.

  • Creación de un protocolo de calidad en la atención y servicio del personal de la Ciudad Autónoma a la ciudadanía. Estimulando la profesionalidad de nuestro personal conseguiremos un verdadero servicio público.

  • Reconocimiento, defensa, difusión y protección de la lengua tamazigth, lengua española protegida como otras, siguiendo las recomendaciones de la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias y Regionales citada en el Pacto por la Interculturalidad vigente en nuestra ciudad. Trabajo conjunto con la Comunidad Canaria, donde también se habla, en este cometido y creación de un servicio de traducción municipal al castellano que permita a la ciudadanía que tiene el tamazight como lengua materna acceder mejor a la información y los servicios municipales.

  • Devolución de las competencias al Estado de los menores extranjeros no acompañados. Más allá de la manifiesta y recurrente incompetencia del PP local con este tema, la globalidad del problema y sus soluciones ameritan una actuación con perspectiva nacional sobre este delicado asunto.

 

17.- PRESUPUESTOS PARA Y DESDE LA GENTE. PARTICIPACIÓN CIUDADANA DESDE LA TRANSPARENCIA

El presupuesto de Melilla es desorbitado. No existe ninguna ciudad española con un ingreso por población como tenemos. Sin embargo, lejos de vivir en el paraíso que esta bella tierra debería ser, la continua mala gestión hace aflorar constantemente los problemas. Son numerosos los casos en los que el gobierno local ha tenido que sacar el talonario para tapar una mala decisión, del mismo modo que se abren las calles una y otra vez por obras por mala planificación o deficientes parcheos que no duran ni semanas. Es el momento de abrir puertas y ventanas a que la ciudadanía sepamos qué se hace con nuestro dinero y podamos opinar en ello y no solamente haciendo balance cada cuatro años o se nos intente adormecer con mentiras en la prensa. Es por ello que desde el próximo gobierno de Coalición por Melilla queremos desde ya ofrecerte:

  • Configurar un régimen económico y financiero que recoja lo que tenemos actualmente y lo que queremos: Partir de evidencias científicas de estudios serios que no se guarden en un cajón como ahora, que puedan asesorarnos sobre las medidas a tomar constantemente, huyendo al fin de la improvisación. La política de gestión económica impuesta por el PP todos estos oscuros años ha sido ingresar y gastar sin ningún objetivo ni plan. Lamentablemente no han aprendido que en política pública no se puede llevar la economía como si fuera un hogar familiar.

  • Mejorar la recepción, gestión e impacto de los fondos europeos que recibimos y que podemos incrementar, aprovechando la gran experiencia de algunos profesionales de nuestra ciudad.

  • Estudiar en cada Consejería el presupuesto anual que se dedicará a la estrategia de Presupuestos Participativos. Ofrecer a la ciudadanía con la metodología exitosa que se ha experimentado en otras muchas ciudades, la posibilidad de decidir directamente qué necesidad social cubrir. Los melillenses no necesitamos que nos tutelen y la época de “gobernar para el pueblo sin el pueblo” ya hace siglos que la dejamos atrás. Es el momento de que por medio de CpM la ciudadanía estemos más presentes en la toma de decisiones de la ciudad. Somos ciudadanos de pleno derecho, no meros votantes.
    No queremos quitar el nombre de nuestra ciudad a nuestro principal pabellón de deportes para poner el de un familiar: queremos dar la oportunidad a que si la mayoría de la población de un barrio quiere una instalación deportiva en el mismo, o una biblioteca, pueda tenerla.

  • Dotar con más de 8,4 millones de euros el Capítulo I cada ejercicio para oferta de empleo público. Así le daremos una oportunidad a todos los jóvenes opositores melillenses de conseguir un trabajo digno y estable a través de la igualdad de oportunidades. Esta estrategia crearía riqueza en nuestra Ciudad y habría capital circulante en todos los sectores de la sociedad.

  • Estos puestos son de nueva creación por cada ejercicio económico, además de los puestos a amortizar. Casi 700 puestos de trabajo en la legislatura de calidad y estabilidad. ¿No crees que es el momento?

Nº Efectivos por año

A1

Técnico

5

A2

Técnico Gestión

10

C1

Policía Local

50

C1

Bombero

10

C1

Administrativo

25

C2

Aux. administrativo

35

E

Operario

40

170

 

  • Dotar las partidas de Fomento y Medio Ambiente con 15 millones de euros más para reactivar la economía productiva: empleo y empresas privadas beneficiándose. Se iniciaría una acción total del acerado de la ciudad y no solo en determinados barrios, con especial énfasis en la accesibilidad para todas las personas. Todos sabemos que hay aceras en Melilla donde no se ha reparado el saneamiento ni reformado el alcantarillado interno que impida los constantes olores no deseados e inundaciones en las épocas de grandes lluvias, que nos siguen recordando a la de los años 50 del pasado siglo. Esa es la herencia que nos dejará el PP con el próximo cambio de gobierno y que desde CpM cambiaremos. Con esta iniciativa se generarán muchos puestos de trabajo y las empresas locales tendrían actividad garantizada en todos los sectores empresariales de la Ciudad.

  • Reformar los planes de empleo para que sean el motor de aprendizaje de las profesiones que necesitamos. En la actualidad, muchos melillenses nos denuncian una oferta que mira más el nombre de la persona que se quiere colocar que la necesidad real a cubrir. Esta situación provoca mucho malestar, injusticias, enchufismo y que en muchos lugares se doblen y tripliquen el personal para la misma función, mientras faltan en otros lugares. La labor de supervisión y coordinación de equipos será fundamental, exigiendo el cumplimiento de funciones y horarios al mismo tiempo que se garantizan los derechos laborales. Los planes de empleo no pueden ser el “retiro dorado” de unos pocos elegidos ni moneda de cambio ni la constante. Deben ser un trampolín para la superación personal y profesional a cambio de un servicio evidente a la ciudadanía para generar bienestar en los melillenses.

 

18.- GOBIERNO ABIERTO: CONTACTO PERIÓDICO Y DIRECTO CON LA CIUDADANÍA

Ningún Alcalde-Presidente debería pretender presentarse como “ser superior” al que rendir pleitesía y vasallaje. Es el momento de ser libres. Estamos cansados de la política del miedo, de la opacidad en las decisiones y los tratos en los despachos, de “concursos-tapadera” en procesos judiciales, de la ciudad secuestrada y amenazada con desprecio a la democracia (sin tener órganos de participación reales: Consejo Económico y Social, Consejo de la Juventud, Consejo Escolar…, PMUS de pantomima, Pacto por la Interculturalidad que solo existe en papel, etc. En todos estos años no se ha creado o fortalecido ningún espacio ni proceso para debatir cómo queremos construir nuestra ciudad y nuestro futuro. Es el momento de que alguien se enroque en el Palacio de la Asamblea viviendo a cuerpo de rey sin contacto con la realidad. Es el momento de bajar a la calle y ponerse al lado de la ciudadanía para salir adelante. Es el momento de Coalición Por Melilla y mantendremos toda la legislatura abierto este punto de nuestro Programa a tu disposición para mejorarlo.

Un mero ejemplo: No queremos que ninguna selección española de ningún deporte lleve el nombre de Melilla en la camiseta por elevadas sumas de dinero. Queremos que los melillenses llevemos el nombre de Melilla en nuestro pecho por orgullo haciendo deporte y que el apoyo decidido a nuestros deportistas cuando viajan fuera de nuestra ciudad sean nuestros mejores embajadores. ¿Tiene sentido dejar a un campeón mundial melillense abandonado mientras derrochas el dinero de Deportes?
Por ello el próximo gobierno de CpM que tu voto va a facilitar se compromete contigo a:

  • Periódicamente, se publicar un calendario de reuniones abiertas con diferentes sectores sociales y económicos para escuchar las necesidades que se planteen, aportar soluciones y presentar resultados de lo realizado, tanto por parte de Mustafa Aberchán como de quienes ocupen las diferentes Consejerías.

  • Las Concejalías de Distrito informarán semanalmente de las solicitudes y demandas recibidas por la ciudadanía, además de las actuaciones protocolariamente de oficio que se realizarán de forma constante. Se publicarán los resultados de cumplimiento.

  • Se utilizarán los mecanismos propios de gobierno abierto y participaremos en eventos e iniciativas como NOVAGOB, la red iberoamericana de profesionales públicos.

  • Del mismo modo, se habilitarán canales de información instantánea con una aplicación para móviles para poder comunicar incidencias a la Ciudad Autónoma, así como quejas y sugerencias por medio de las TIC. La ciudadanía debe tener a mano la relación con su administración, sin tener que desplazarse a dependencias municipales, las cuales podrán optimizar también su tiempo en el servicio a la ciudadanía.