7.- MELILLA EN EL MUNDO: TRABAJAREMOS DESDE LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE (AGENDA 2030) DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU Y LA COOPERACIÓN ESPAÑOLA

Es indispensable para cualquier ciudad tener una hoja de ruta, unos objetivos claros. Sin embargo, el desgastado gobierno local ha ido año tras año aplicando la misma inútil rutina: gastar el dinero que producimos o recibimos de España y Europa. Ni de forma proactiva, demostrando un verdadero orgullo de lo que somos como ciudad y lo que podemos aportar fuera de nuestras fronteras, ni de forma reactiva ante el drama del paro, la asfixia comercial, la inseguridad, la desigualdad, los problemas de la educación y la sanidad o la perenne falta de oportunidades.

Es por ello que desde CpM queremos coger de una vez el timón y abandonar la presente deriva. Para ello, asumimos los postulados de la Organización de Naciones Unidas, el gran consenso para el año 2030, como ejes de nuestra política para apostar por todos y cada uno de los melillenses:

  • Erradicación de la pobreza económica, que impide cualquier generar cualquier proyecto vital
  • Disminución de las desigualdades, tan agudizadas por tantos años de “pelotazos”

  • Sostenibilidad en todas sus dimensiones, pensando en las próximas generaciones de melillenses y no en el corto plazo

  • El enfoque basado en Derechos Humanos para redignificar a toda nuestra población
  • La persona, como sujeto de derechos: No más sentimiento de indefensión de los melillenses ni de impotencia ante la impunidad de los corruptos

  • Asegurar la igualdad entre mujeres y hombres en todos los ámbitos (distribución de recursos, acceso a las oportunidades de la vida económica y social, equiparación, representatividad social, etc.)

 

8.- LA JUVENTUD DE MELILLA: NUESTRO PRESENTE Y FUTURO

La juventud de Melilla, que en cualquier ciudad es el pilar sobre el que edificar cualquier proyecto, está siendo expulsada por casi dos décadas de falta de oportunidades y de políticas eficaces. Es dramáticamente normal que nuestros jóvenes digan que en Melilla no hay futuro y quieran marcharse o ya se hayan ido. Cualquier joven te dice por la calle que no ven que se pueda construir su proyecto vital, individual y colectivo, en igualdad de oportunidades, considerando nuestro origen, situación social y contexto. No hay políticas de juventud integrales, que consideren a las personas jóvenes desde las dimensiones esenciales: formativa, laboral, de emancipación, de ocio y de salud.

  • Desarrollaremos la Estrategia melillense de la Juventud con una consulta masiva en la ciudad, como eje vertebrador de las políticas de juventud de la CAM, con el presupuesto necesario para su ejecución. Se definirán unos indicadores de evaluación claros y participativos que nos permitan tomar decisiones año a año.

  • Crear un verdadero Consejo de la Juventud, después de años de olvido mediante un Plan Anual de trabajo evaluable, y la generación de decisiones vinculantes y efectivas para las políticas de Juventud de la CAM. Necesitamos aprovechar la potencia de la juventud melillense dando la posibilidad de participación real en las decisiones políticas de la sociedad civil. Nuestros jóvenes no son ciudadanos de segunda, ofreciendo algunas opciones de ocio para que se “distraigan”: son parte troncal de la ciudad.

  • Crearemos un Observatorio de la Juventud, con capacidad para realizar estudios sobre la realidad de la juventud melillense y orientar de forma transversal las políticas de todas las Consejerías.

  • Fomentaremos la creación de proyectos empresariales jóvenes, facilitando la cesión de espacios públicos de trabajo compartido y acompañándolos durando todo su proceso de creación y consolidación

  • Incrementaremos el presupuesto de la línea de ayudas específicas para facilitar el acceso de los jóvenes a una vivienda digna a través del alquiler, estableciendo criterios de renta y sobre todo, no esperando a periodos electorales para convocarlas o concederlas. No faltaremos al respeto ni a nuestra palabra.

  • Crearemos el Cheque Cultural: Dotar una partida presupuestaria específica destinada a los jóvenes sin empleo para disfrutar del universo cultural cómo la adquisición de libros de lectura, acudir al teatro y/o al cine, inscripciones a revistas especializadas y de investigación, etc. Que las dificultades económicas no nos impidan crecer culturalmente.

  • Propiciar espacios compartidos al aire libre y también cerrados para el desarrollo de actividades de ocio y reunión para los más jóvenes: necesitamos estimular la creatividad de la juventud en los entornos adecuados.

  • Aprovechando nuestras políticas de turismo y nuestra visión en el apoyo a iniciativas universitarias y formativas que incrementen la llegada de jóvenes a nuestra ciudad, convocar la Semana Joven de Melilla. Colocaremos a Melilla en una efervescente referencia juvenil en el intercambio de propuestas culturales, sociales, formativas, educativas, etc., con el fomento de actividades diversas y que nos permitan tomar contacto con otras realidades, estimulando el talento local al tiempo que damos a conocer nuestra ciudad y la dinamizamos.

  • Exigiremos al Gobierno de España que las políticas activas de Empleo Juveniles de la UE se apliquen inmediatamente a nuestra Ciudad. No podemos dejar pasar más el tiempo: Ahora es el momento, también de nuestra juventud.

 

9.- REIVINDICAR A NUESTROS MAYORES Y APOYAR A LAS FAMILIAS

La familia es el eje vertebrador de toda sociedad. En Melilla estamos muy orgullosos de que se nos considere como muy familiares y en CpM pensamos que es un valor a proteger. Y qué decir de nuestros mayores: después de una vida tan dura para salir adelante, se merecen lo mejor. Nos avergüenza la cantidad de mayores en nuestra ciudad que no tienen la posibilidad de participar en actividades que dignifiquen su realidad, estimulen sus capacidades, les permitan seguir siendo útiles y no perdamos su sabiduría. No nos identificamos con la “política” que se ha seguido hasta ahora: dar algunas comilonas para un cupo reducido y echarse el político de turno una foto para ir preparando las elecciones. Estas son nuestras medidas esenciales, que contarán al menos con 3 millones de euros de presupuesto:

  • Adopción de medidas eficaces de apoyo a la familia, en especial a las familias numerosas e incrementar las medidas de conciliación familiar

  • Salario social transitorio para las familias realmente necesitadas con proyectos individualizados de compromisos para salir del círculo de la pobreza y poder valerse por sí mismos cuanto antes.

  • Desde los Servicios Sociales daremos una respuesta eficaz para erradicar la mendicidad en nuestras calles.

  • Reformar el plus de residencia con la finalidad de lograr una mayor igualdad para todos los trabajadores melillenses.

  • Incluiremos medidas de conciliación familiar que permitan a las familias poder disfrutar de la ciudad, del ocio, de la cultura, etc., de forma conjunta o facilitando la coordinación con la jornada laboral adulta para que no reduzca las posibilidades de la infancia

  • Negociaremos con el Estado para que los pensionistas melillenses, que pierden el plus de residencia una vez se jubilan, sean debidamente compensados por el decremento de su poder adquisitivo.

  • Realizaremos desde el gobierno local un gran proceso desde la Educación y el Trabajo Social para conocer la realidad cotidiana, puerta a puerta, de nuestros mayores: sus inquietudes, necesidades e intereses, como punto de inicio de acciones en todos los barrios de Melilla.

  • Realizar políticas de discriminación/afirmación positiva a favor de las personas que tengan alguna reducción de movilidad integradora de pleno derecho en la sociedad, de acuerdo con las asociaciones que representan a estos colectivos.

 

10.- MEJORAR LA EDUCACIÓN COMO BASE DE LA CIUDADANÍA

La situación de la educación no universitaria es muy preocupante. Melilla tiene el mayor incremento de alumnado, por la alta natalidad y el retorno de muchos emigrados por la crisis capitalista, muy superior a la media nacional. Y lo que la ciudad les ofrece habitualmente es los peores índices de finalización, absentismo y éxito en los estudios en Primaria, Secundaria y Bachillerato. Igualmente ocurre en la enseñanza profesional en los títulos de Técnico como de Técnico Superior. Ante la evidencia de la inoperancia y la dejadez de quienes han estado en el Palacio de la Asamblea y en Moncloa en los últimos lustros, y a pesar de que no tenemos las competencias en Educación, abordaremos contundentemente la mejora en este apartado con las siguientes medidas:

  • Priorizaremos en general las medidas que vertebren la escuela pública, que es la de toda la ciudadanía. Melilla necesita una escuela de calidad, inclusiva, potenciadora de capacidades y superadora de dificultades de origen.

  • Lo anterior pasa por mantener una inversión en infraestructura adecuada para que todos los centros ofrezcan un aspecto saludable y limpio, que motive a aprender. Hoy, la desgana de los gobiernos del PP han hecho que muchos centros públicos tengan graves deficiencias de mantenimiento y limpieza.

  • Instar al MEFP y al Consejo Escolar del Estado a la creación inmediata del Consejo Escolar de Melilla, donde podamos las administraciones públicas sentarnos con el profesorado, el alumnado y las familias a resolver los problemas y a focalizar adecuadamente la inversión educativa desde la Ciudad Autónoma. El modelo actual basado en las decisiones arbitrarias y unilaterales de la Consejería de Educación es caduco y ha contribuido al fracaso actual. Superaremos pues la alergia a la democracia y la participación de los sucesivos gobiernos del PP y la indolencia ante la realidad educativa local. Es el momento del Pacto Local por la Educación, con un apoyo decidido a los representantes del profesorado, el alumnado y las familias para una revolución educativa.

  • Ante la falta estructural de centros educativos, facilitaremos suelo público al Ministerio para la construcción de los centros escolares imprescindibles que Melilla necesita para disminuir las ratios ilegales que nos obligan a padecer. Para ello presionaremos a través de los grupos políticos afines en el Congreso para la dotación presupuestaria necesaria en los PGE cada ejercicio. Ya está bien de retrasos (como Jardín Valenciano), chapuzas (como el Mercado Central) y mentiras (como las promesas vacías de nuevos centros): Es el momento de la educación en Melilla.

  • Igualmente demandaremos con urgencia y un calendario fijado la ampliación del cupo de docenes en todos los centros educativos con 230 plazas para igualar el profesorado por alumnado de la media estatal. También dotaremos desde el gobierno de CpM las 40 técnicos de Infantil que siguen faltando en la etapa.

  • Crearemos el Premio “José María Antón” a la Innovación Educativa, de forma que premiemos a docentes que mejoren la realidad educativa local desde las aulas, incentivando la mejora desde el talento de nuestro profesorado. Paralelamente, revisaremos la política de gasto de millones de euros en estos años en los libros de editoriales comerciales, estudiando la posibilidad de editar materiales contextualizados del profesorado que trabaja en nuestras aulas.

  • Con todo ello, aseguraremos el derecho a la educación a todo el alumnado que tenga el derecho legal a ejercerlo, con la ampliación por tanto de la oferta de plazas públicas en los dos ciclos de Educación Infantil, de Educación Primaria y de Secundaria Obligatoria.

  • Creación del Instituto Melillense para la investigación, estudio y normalización del Tamazight. A pesar del esfuerzo del PP para negar y menospreciar esta lengua milenaria de Melilla, tanto el Consejo de Europa como la UNESCO la reconocen como Lengua regional y minoritaria de la Unión Europea. Además es de sobra conocida que la mayor parte de la población melillense la conoce en diferente medida. Por un lado, realizaremos una primera fase para la estandarización rigurosa de este valor singular de Melilla. Después, se promoverá su aprendizaje voluntario, con ayuda de los medios de comunicación, para diferentes sectores y grupos poblacionales de Melilla. También trabajaremos activamente con el Ministerio de Educación para la creación de protocolos y materiales que permitan el diálogo entre el castellano (la lengua vehicular del Estado y el currículum) y el tamazight, de forma que se puedan establecer puentes y sinergias entre ambos idiomas para mejorar la inclusión educativa y coadyuvar en el éxito escolar.

  • Fomentar los estudios y aprendizaje de diferentes idiomas, con el apoyo a las familias que envíen a sus hijos a los países respectivos. Dotaremos de sentido a los “hermanamientos” que tiene de forma vacía nuestra ciudad y propiciaremos otros para animar al intercambio con base cultural y lingüística.

  • Trabajaremos activamente con las universidades públicas existentes en la ciudad, la Universidad de Granada y el centro asociado de la UNED, para proyectar verdaderamente una ciudad universitaria. No nos limitaremos a financiar sus actividades como se ha hecho durante estos años sino que vincularemos la colaboración a la generación de conocimiento aplicado en Melilla, la potenciación de los intercambios académicos e investigadores, la acción social desde la Universidad, etc. Necesitamos estudiar todas las potencialidades de los estudios superiores en la ciudad y sacarles más provecho para la ciudadanía. Paralelamente, se realizará un esfuerzo serio para generar todo un conjunto de atractivos (residencial, ocio, cultura, deporte, servicios, transporte, etc.) para que más estudiantes peninsulares e internacionales vengan a Melilla y se integren en la vida de la ciudad. Es el momento del conocimiento.

  • En orden de mejorar el personal no docente de los centros, crearemos un servicio propio o mixto para la atención especial a infancia con dificultades en los centros escolares a través de un convenio con el MEFP que facilitará la labor de las familias con necesidades especiales en edad escolar. Se articulará como la prestación de “ayuda a domicilio”. Colaboraremos con el Ministerio en los programas de acompañamiento y apoyo escolar en los colegios públicos.

  • Crearemos más escuelas infantiles para facilitar la el aprendizaje y la estimulación temprana, la conciliación familiar y la incorporación de la mujer al mundo laboral en una sociedad corresponsable con la crianza. Así, aseguraremos la escolarización en la etapa de 0 a 3 años para tod@s con un carácter educativo y no meramente asistencial.

  • Se aumentará la dotación del presupuesto de becas de estudio a todos los niveles, incluso para estudios en el extranjero y ayuda para que los melillenses puedan participar en becas nacionales e internacionales como Erasmus, Séneca, etc. Hay que incrementar la experiencia de aprendizaje relacional del alumnado melillense y superar el aislamiento.

 

11.- MELILLA SOCIAL: ACABAR CON LAS SUBVENCIONES A DEDO CREANDO EL CONSEJO DE ACCIÓN SOCIAL CON LAS ONG Y ASOCIACIONES. ¡STOP AL GASTO SIN CONTROL PARA EL CLIENTELISMO Y STOP A LA MARGINALIDAD DE GRAN PARTE DE NUESTRA POBLACIÓN!

Melilla es la ciudad más desigual de España. La distancia entre quienes más recursos económicos y quienes menos tienen es un problema definitivo. Es indigno, anticonstitucional, inmoral e injusto y solamente crea problemas: Numerosas personas no pueden salir adelante en la vida con sus familias, no pueden pagar impuestos para que tengamos sanidad o educación, no pueden tener un respiro de ocio, acceder a muchos bienes culturales, dar un futuro a su descendencia, etc. Y también pueden generar la desesperación suficiente para incrementar la inseguridad o el conflicto social. La desigualdad no compensa a ninguna ciudad porque como se sabe “incluso los que viven bien, vivirán mejor cuando quienes viven mal, empiecen a vivir mejor”.

El Estado del Bienestar, aunque duramente castigado por las feroces políticas neoliberales de la derecha que hemos sufrido estos años en nuestro país, es la herramienta que los españoles hemos construido para ser el país en el que queremos vivir. Igual que en nuestra querida Melilla. Pero mientras solo unos pocos, y cada vez menos, se aprovechan de él por culpa del PP hay demasiadas capas de la sociedad que se están quedando y se quedaron fuera.

Contra ello, un buen número de entidades, profesionales y voluntariado están día a día queriendo mostrar que otra Melilla es posible. Pero el sistema clientelar montado por el gobierno Imbroda durante años han pervertido el sistema: Subvenciones a dedo a entidades “amigas”, escuetos presupuestos para lo que debería ser la norma (convocatorias en concurrencia competitiva) y los problemas que no paran de crecer.

Desde el gobierno, con el Consejo de Acción Social dispondremos al fin unas normas consensuadas y claras, donde no haya espacio para organizaciones fantasmas y satélites que solo busquen “colocar” a algún familiar y festejar con comilonas al político de turno. Convocatorias públicas de la práctica totalidad del presupuesto público. Queremos resultados, avanzar, y que la transparencia nos ayude a que cada euro que se invierta en políticas sociales, lo disfrutemos todos los melillenses. Acabaremos radicalmente con el sectarismo de privilegiar la instrumentalización de muchas entidades, algunas creadas expresamente para una subvención, por el reconocimiento del talento y el buen hacer demostrado de las organizaciones. Con el cambio ganaremos todos, para empezar en dignidad.

 

12.- SALUD Y VIDA ACTIVA

Del mismo modo que la justicia o la educación, la salud no es competencia de la Ciudad Autónoma. Pero eso no quiere decir que tengamos que padecer el desinterés por parte de quienes han ocupado hasta ahora las decisiones de gobierno en Melilla. La salud pública no puede ser impedir ilegalmente las tradiciones de una parte de la población ni realizar cuatro campañas aisladas poniendo cartelitos en internet. Por ello, es el momento de políticas valientes y efectivas que son las que llevaremos a cabo con nuestra victoria el próximo 26 de mayo:

  • Negociar con el Gobierno de España la reutilización del actual hospital como centro geriátrico de rehabilitación y unidad terapéutica (psiquiátrica).

  • Del mismo modo, exigir al Gobierno central que el nuevo hospital universitario contemple todas las especialidades de pediatría.

  • Creación del Servicio odontológico municipal y gratuito para personas vulnerables. La puesta en marcha de este servicio pretende reducir las desigualdades de salud y mejorar el acceso a prestaciones sanitarias que no forman parte de la cartera de servicios del sistema público.

  • Promover políticas de vida activa, con campañas por los barrios para prevenir problemáticas posteriores y trabajar con las Asociaciones de Vecinos y con las ONG para incluir en sus propuestas iniciativas relacionadas con el deporte en edad escolar, la actividad física-deportiva especialmente para niñas, envejecimiento activo para personas adultas, juegos populares de Melilla, iniciativas recreativas no competitivas en los barrios, etc.

  • Afrontaremos seriamente la lucha contra el cambio climático y a favor de la ecología como elemento clave de salud pública y conciencia. Analizaremos en profundidad la situación trabajando coordinadamente con el gobierno central, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y los colectivos ecologistas. El tiempo de las costosísimas fuentes llenas de fango y cieno en las desembocaduras de los ríos se acaba el próximo 26 de mayo con tu voto. No queremos que nos sigan intoxicando el aire, el paisaje y el agua. No queremos más desidia mientras nuestra periferia de áreas verdes se llenan de basura, cascotes de obra y escombros que no se quiere controlar, evitar y eliminar. Vamos a limpiar nuestros pulmones, nuestras calles, nuestra periferia…y el Ayuntamiento. Es el momento.

Queremos, y debemos, actuar con contundencia para dejar de encabezar los listados de población sedentaria o de obesidad infantil en España. Queremos gobernar porque la ciudad no puede seguir sin rumbo. Es el momento, también en el ámbito de la salud y la vida activa.