Las medidas que se plantean en este documento parten del diagnóstico realizado del análisis de la situación económica de la Ciudad Autónoma de Melilla derivadas del Plan Estratégico creado por la Universidad de Granada y la UNED, además del apoyo a las propuestas del empresariado local en sus demandas. Conocimiento y realidad para ponernos de una vez en marcha.

 

1.- NUEVO MODELO ECONÓMICO: LOS MELILLENSES SEREMOS LOS PROTAGONISTAS DE NUESTRO FUTURO COMÚN

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Albert Einstein

El modelo económico de Melilla está agotado. Los problemas no han dejado de crecer y es necesario cambiar nuestro modelo económico. Y es necesario hacerlo desde lo que somos y nuestro trabajo. No hay tiempo para seguir con las ocurrencias de todos estos años. Nuestra misión es:

  • Construir participativamente un tejido económico basado en un aumento de la inversión pública, el comercio internacional y fomentar la actividad turística

  • Impulsar la economía del conocimiento y el valor agregado
  • Convertir nuestra singular riqueza cultural en actividad económica y apoyar de una vez el tejido empresarial que padece una crisis estructural por la inacción de tantos años.

  • Reducción de costes de envío de mercancía con la península y mayor agilidad. Menos trámites, más simplicidad y satisfacción.

Para ello la visión de futuro que se nos plantea es aumentar y reformular participativamente los factores de producción de los que disponemos: tierra, trabajo, capital e iniciativa empresarial, que generará riqueza a la par que creación de empleo y con ello bienestar y equidad para todos los melillenses, no para “los mismos de siempre”.

 

2.- PLAN LOCAL DE INVERSIONES: EMPLEO DESDE LO PÚBLICO

El escenario actual es de obras faraónicas en las que se dilapida el presupuesto público con contratos a empresas de la península que traen profesionales no cualificados. ¿Cuántas carreteras se han hecho a ningún sitio, que no usa nadie? ¿Una fuente en la desembocadura de un río? ¿Calles parcheadas una y otra vez que no duran nada? Seguro que tienes tu ejemplo de despilfarro absurdo…al mismo tiempo que sabes de infraestructuras que necesitamos. Ahí está el ejemplo del “nuevo” hospital de nunca acabar. Y muchos de esos contratos además están inmersos en procesos judiciales. Nos sorprenderíamos la cantidad de proyectos que se pueden realizar simplemente cuidando el dinero público, que no “se pierda”. Necesitamos que la inversión pública genere empleo y bienestar a la ciudadanía, lejos de las ocurrencias inútiles que hemos padecido todos estos años.

A nivel más cotidiano, es común que se señale -también en sede judicial- que unas pocas empresas locales se llevan el grueso de la contratación pública, mientras tantos autónomos y PYME locales no tienen nunca su oportunidad de demostrar su profesionalidad y buen hacer.

  • Por ello, articularemos las medidas que incentiven legalmente la prioridad de la contratación transparente de la pequeña y mediana empresa melillense en los proyectos municipales. Esta iniciativa repercute directamente en las PYME, que generan la inmensa parte del empleo fuera de la CAM.

  • Vigilar al fin el cumplimiento íntegro de los contratos públicos y la adecuada fiscalización del dinero público, minimizando los habituales “sobrecostes”.

  • Impulsaremos un nuevo aeropuerto en terrenos ganados al mar, que satisfaga todas las necesidades de los melillenses y sirva como enlace intercontinental para turismo marroquí. No más vuelos cancelados o retrasados: el aire debe ser nuestra autopista hacia España y el mundo. El espacio liberado del actual aeropuerto, con su muy amplia zona de seguridad puede tener muchos usos municipales.

  • A través de convenios con el Estado y por iniciativa propia desde EMVISMESA construiremos 700 viviendas en régimen de alquiler social. El derecho a la vivienda está recogida en la Constitución Española y queremos un patriotismo para la ciudadanía, no para agitar una bandera

  • Recuperar las fuentes de ósmosis inversa, el “agua de Aberchán”, con adecuadas canalizaciones, que tanto bien ha hecho a tantos melillenses. Llevamos casi dos décadas de falsas promesas del PP sobre agua potable de calidad en los domicilios. Ahí están las hemerotecas y la calidad es cada vez peor, hasta para el aseo personal.

  • Cambio y remodelación, acorde a las nuevas normativas y la movilidad sostenible, como la de acceso a las personas con movilidad reducida, de las aceras que no se cambian desde el alcalde Álvarez Claro. Hay aceras intransitables y Melilla es mucho más que el paseo marítimo y el centro. Esta dotación crearía cientos de puestos de trabajo en los próximos 4 años, haciendo además una ciudad inclusiva.

  • Hacer al fin realidad la nueva Jefatura de Policía Local, después de años y años de promesa incumplida. Además, ubicar en nuestra ciudad una Escuela de Formación de Prácticas y Especialización para la Guardia Civil y Policía Nacional, con formación específica en temas como yihadismo, ciberseguridad, etc.

  • Trabajar conjuntamente con el Gobierno Central y el Ministerio de Educación y Formación Profesional para que construyan los centros educativos que necesitamos. La educación es la base y los gobiernos anteriores no han construido más que un centro pequeño, el Pedro de Estopiñán, desde hace 32 años. Hace unos años se implementó en nuestro país el Plan E de inversiones. Necesitamos de forma urgente un esfuerzo inversor de esa naturaleza en clave educativa y ya que diputado y senadores del PP no han movido un dedo sobre la cuestión en todos estos años, ahora es el momento.

  • Emprender medidas de rehabilitación de viviendas de las personas sin recursos, especialmente mayores y de movilidad reducida, para que tengan una vivienda adecuada a sus necesidades contribuyendo con ello a ayudar al pequeño empresario local. Se priorizará la eficiencia energética, siendo conscientes de que nos encontramos en África.

  • Creación de Centros Cívicos y Culturales en los diferentes barrios, que se conviertan en polos dinamizadores de la diversidad cultural local, de manera accesible y cercana. Empezaremos por los antiguos depósitos de Cabrerizas, con la implantación de una nueva Biblioteca Pública. El equipamiento público de calidad ayuda en todo el mundo a desmarginalizar espacios. Amamos Melilla en su totalidad, no solo algunas zonas.

  • Hacer realidad la nueva Piscina pública, que desde hace años nos llevan prometiendo falsamente, a pesar de la gran demanda que existe por la ciudadanía.

  • Ofrecer terrenos públicos a precio reducido a la iniciativa privada con el fin de revitalizar la creación e implantación de empresas nacionales e internacionales en nuestra Ciudad, con contraprestaciones en materia de empleo para los melillenses.

 

3.- EL MOTOR DE MELILLA: TOTAL APOYO AL SECTOR COMERCIAL, EMPRESARIAL Y DE AUTÓNOMOS. ¡NO DEJEMOS MORIR A NUESTRA CIUDAD!

En todo el mundo, las pequeñas y medianas empresas y el sector de autónomos son la espina dorsal del empleo y la cohesión social. En Melilla sin embargo, el sector no ha sido escuchado nunca, hasta que la situación la ha hecho ya insostenible el gobierno local que hemos padecido. Sin embargo, conocen de primera mano, cada día, la realidad concreta de esta ciudad que han querido condenar a la muerte desde la inacción y la desidia municipal. Es el momento de cambiarlo. Reactivaremos el Consejo Económico y Social para que sea el foro constante del nuevo impulso melillense, con todos los actores socioeconómicos. Ningún gobierno, como el actual que ya toca a su fin, puede vivir de espaldas o contra el sector empresarial. Tenemos abiertos todos los modos de diálogo para sumar al esfuerzo común a la iniciativa de nuestros emprendedores. Se lo hemos dicho en la calle. Ahora, en las urnas. Y demostraremos con trabajo y encuentros constantes que es posible construir otra realidad económica.

Para facilitar nuestro proyecto, crearemos la Consejería de Comercio, Frontera y Turismo, pero sin engrosar la estructura del gobierno local. Bastará con prescindir de Consejerías y Viceconsejerías “fantasma” en las que no se conoce la labor de su titular, después de años y años de cobrar altos sueldos del erario público.

 

4.- MELILLA EN EL SIGLO XXI: ENERGÍA VERDE, FOTOVOLTAICA Y EÓLICA

En pleno incremento por toda Europa de la conciencia ecológica impulsado por la juventud y las entidades ecologistas, los casi 20 años del gobierno Imbroda nos han hecho estar de espaldas a esta realidad, desconociendo nuestras características climatológicas y orográficas. No se han enterado de que somos una ciudad europea pero en África. Nuestros principales recursos son el sol, el mar y el viento, no los combustibles fósiles. Mientras la factura eléctrica no para de subir, mientras la central térmica de ENDESA (última en suelo urbano en España) llena de humo nuestra realidad, que se complementa con la incineradora y con los tubos de escape de los vehículos, el futuro es como CpM, el futuro es verde. Repensar cómo producimos energía en Melilla y trabajar por ello conseguiríamos bajar la contaminación, mejorar la calidad del aire y disminuir el recibo de la luz, llegando a ser un 60% más barato. Toda la infraestructura necesaria, crearía y demandaría nuevos nichos de empleo y puestos de trabajo, tanto indirectos como directos. Trabajaremos con el Ministerio de Transición Energética para que el Estado realice una fuerte inversión para que Melilla no sea ajena al modelo sostenible. En la Península existen numerosos ejemplos de empleo de los techos de instituciones públicas, como los colegios, para instalar paneles solares para reducir también la factura de la luz de instalaciones públicas.
Además, la instalación en los terrenos que liberaremos en el actual aeropuerto de una fábrica de vehículos eléctricos, colaborará en este modelo de economía verde y sostenible de CpM. No esperaremos a que nuestro futuro dependa de la instalación de empresas de juego, que estimulan la adicción ludópata en la población y destruyen familias. Nuestro sueño compartido para Melilla es otro y seguro coincide con el tuyo.

De manera adicional, fomentaremos desde el nuestro gobierno en la ciudad con más medidas, como las ayudas económicas a las comunidades de propietarios que quieran invertir en esta energía para sus edificios. Por ejemplo, en el caso de los inmuebles residenciales que instalen paneles solares se establecerá la bonificación máxima que permite la ley (50 % de la cuota IBI), durante tres ejercicios hasta el máximo del 60 % del coste total de la instalación. Hasta ahora el modelo obsoleto de gobierno que hemos padecido nos ha tenido de espaldas a las subvenciones extraordinarias del Estado y de la Unión Europea. Gracias al gobierno de Coalición por Melilla las aprovecharemos como en todos los rincones de España, donde el sol no es tan constante como en nuestra tierra.

Ahora es el momento de entrar en el siglo XXI.

 

5.- CREAREMOS EL CENTRO TECNOLÓGICO DE FORMACIÓN DE MELILLA. FORMACIÓN PARA Y DESDE NUESTRA CIUDAD PARA GENERAR EMPLEO

La digitalización va a seguir impulsando nuevas formas de generación y producción de conocimiento y recursos, dando lugar a las nuevas profesiones del futuro, marcadas por la incorporación de la Inteligencia Artificial en nuestras vidas.

La revolución digital plantea, en consecuencia, múltiples retos en todos los sectores y actividades. Es la forma de afrontar un desafío sin alternativa posible y exigirá una necesaria actualización de la formación a lo largo de la vida.

Salidas laborales y puestos de trabajo del futuro está en la formación de estos nuevos conocimientos. Las enseñanzas tradicionales no tienen respuestas al problema del paro de nuestros jóvenes.

Por eso nuestra propuesta será dotar a Melilla de un Centro de formación referente: aprendizaje en las nuevas formas de intercambios comerciales, enseñanza de las materias que van a determinar los nuevos retos laborales dentro de la revolución digital. Este Centro sería un referente, no sólo para Melilla y España, sino para todo el Magreb. La revolución digital no tiene fronteras. Hagamos de la necesidad, virtud: ante nuestra peculiar situación geográfica, las TIC en la formación nos interconectarán en el aprendizaje en todo el mundo.

 

6.- SEGUIREMOS LIDERANDO LA DEMANDA DE SOLUCIONES LABORALES ESTABLES PARA LOS MILITARES TRAS SU SERVICIO PROFESIONAL. #45SINDESPIDOS.

En Coalición por Melilla somos muy sensibles a las demandas de la sociedad a la que servimos. Fuimos los primeros en dar voz a la legítima reivindicación de futuro para nuestras tropas. Después de tantos años de estar al servicio de nuestro país, la Ciudad Autónoma no puede seguir dando la espalda al colectivo, sin más solución que mirar al Ministerio de Defensa.

Por ello, estableceremos un diálogo continuo con militares y administraciones para que después de los 45 años, no se interrumpan los proyectos vitales de tantos melillenses por la dejadez actual y que sigan siendo útiles para nuestra ciudad.